Una lección poderosa…

Yo crecí con mucha presión, era lo “normal” …😆

Y sin darme cuenta, he tenido la tendencia de poner presión a todo.

Mi familia.

Mis amistades.

Mis clientes.

Mi equipo.

Mi negocio, en especial, yo le ponía mucha presión.

Tiene que ser PERFECTO

Tiene que tener el copy PERFECTO

Tiene que tener un website PERFECTO

Redes y artes PERFECTO

Programas PERFECTO

Lanzamientos PERFECTOS

Ingresos Consistentes PERFECTOS.

Llegó un punto que mi negocio se REBELÓ….

Y no sólo se rebeló, sino que se silenció, dejó de “funcionar”

“¿Qué está pasando? Se supone que cada vez que hago X tengo Y resultado.’’

Ya no estaba funcionando como antes, las estrategias eran nulas. Sentía que estaba recibiendo un trato silencioso de mi negocio… y esto dolía.

Y dije, envés de seguir presionando y siendo intensa y estricta, ¿qué tal si pruebo otra estrategia?

Qué tal si le doy amor.

Qué tal si le doy gratitud.

Qué tal si soy paciente.

Qué tal si le doy libertad.

Qué tal si suelto.

Qué tal si invierto tiempo, energía y dinero a mi negocio.

Sin esperar nada a cambio.

Y UFF…😀

Cuando hice eso… este SHIFT… (que fue super pequeño)

TODO CAMBIO…😂

Mi negocio se alineó y fue mágico lo que ocurrió. 🤩

👉 Aprendí una lección poderosa:

Que cuando damos ese amor, gratitud y libertad a todo, sin esperar nada a cambio, como si fuera un bebe, sin presión y estrés, lo que recibimos es puro oro. Mejor de lo que nos hubiéramos imaginado. La vida se encarga que sea así. De sorprendernos de alguna forma ❤️🙌

Un comentario de “Una lección poderosa…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir Chat
1
¿Necesitas apoyo?
Hola, si tienes alguna consulta nos puedes escribir por este chat en horario de Lunes a Viernes de 9 am a 6 pm (EST).